martes, 6 de septiembre de 2016

Disney y las Neurociencias


Cuando uno inicia en el tema de las neurociencias se vuelve algo apasionante. La forma de ver y entender las cosas cambia. Empezamos a darnos cuenta del porqué de muchas conductas y acciones del ser humano.
Debo aclarar, no estudio las neurociencias de manera pura, sino aplicada como neuromarketing, neuroventas y neuroeducación. El caso es que las vemos en todas partes, porque están en todas partes.

Fue precisamente en este ver las cosas diferentes que me di cuenta del evidente uso que han hecho de ellas grandes empresas como, por ejemplo, Disney (eso y el gran consejo de mi socia por relacionar los temas).

Para nadie es ajeno que Disney es y ha sido una marca revolucionaria y que hace gran uso de la mercadotecnia y publicidad, han estado siempre adelantados al mundo.
Uno de esos adelantos ha sido integrando el estudio de las neurociencias para la realización de las películas. Pero no sólo en el caso de “Intensamente”, que es el más reciente, literal y sabido por todo el mundo, donde hicieron uso de las cinco emociones principales para convertirlas en protagonistas.

En un blog anterior (“El principio del cachorro”) hablé sobre la Neotenia, principio biológico usado en muchos personajes inolvidables como Mickey y Minnie Mouse, el Pato Donald o Nemo. No es coincidencia que se hayan convertido en personajes tan queridos por el mundo.

Otro claro ejemplo ha sido su atinado y explotado uso de una de las emociones más importantes: la tristeza. Los guionistas y productores de Disney han entendido su valor y la han usado con gran éxito. Los reto a recordar una película de la empresa “más feliz del mundo” donde no sea utilizada. Ahí está “Buscando a Nemo” con su condición especial y la muerte de su madre, “Bambi”, “El rey león” y tantas otras. ¿Por qué funciona la fórmula? Sencillo, porque es algo real, porque nos acerca a las historias, hace sentir que los personajes son reales, y porque no se quedan en ella, la manejan de manera tal que lleva al público al borde de la lágrima y poco a poco ir subiendo hasta una felicidad absoluta.

Como buena creadora de historias para niños hacen gran uso de las metáforas. Sabemos que el cerebro no piensa en palabras ni en números, sino en imágenes y que manejadas adecuadamente ayudan a conectar con la gente. Un caso excepcional es “Toy Story” llena de metáforas, pero probablemente la más interesante es la que hace referencia al proceso de celos y adaptación que sufre un hermano mayor ante la llegada de un nuevo hermano, en la película representados por Woody y Buzz Lightyear.

Y ya para terminar dejo el caso de “Los Increíbles”, basada en los arquetipos Junguianos. Un arquetipo, como hemos dicho en algunas publicaciones de Facebook, son modelos que nos ayudan a seguir un rol en la sociedad, creados a nivel inconsciente y forman parte del inconsciente colectivo. Bien, pues es en esta película donde se ven más claros. El poder de los miembros de esta increíble familia no es otra cosa que su papel dentro de la misma: El padre protector, ejemplar, valiente y su superfuerza (Arquetipo: Héroe); Helen, la madre de familia, como tal tiene la capacidad de atender varias cosas al mismo tiempo, cuidadora e inquebrantable, su poder es la elasticidad (Arquetipo: Madre, cuidador); Violeta, hija mayor con todos los problemas que caracterizan a la adolescencia, como súper héroe su poder es la invisibilidad (Arquetipo: el común); Dash, hiperactivo y veloz, incluso puede correr sobre el agua (Arquetipo: el fuera de la ley); y, por último, Jack-Jack, que en un principio no muestra ningún poder (Arquetipo: El inocente).



Estos elementos han hecho de las películas de Disney grandes éxitos para público de todas las edades. Emociones y Arquetipos son dos de los principios básicos del neuromarketing para ayudar a una marca a conectar con su público.

Espero que este artículo te ayude a entender un poco más sobre el alcance e importancia de las neurociencias.

Aprende más sobre Neuromarketing, Imagen Pública e Interpretación Humana en nuestras redes sociales y en www.potencia3.com.mx

Hasta la próxima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario