martes, 27 de septiembre de 2016

Dime cómo escribes y te diré quién eres GRAFOLOGÍA


El día de hoy quiero contarles
un poco más sobre la grafología, qué es y qué hace. Para comenzar quiero hablar de la diferencia entre esta prueba proyectiva y la adivinación.
La grafología es una técnica que a muchas personas les suena a charlatanería y prácticas del mundo esotérico. Lo último que el estudio de la letra pretende es predecir el futuro, de hecho va completamente en contra.

Las bases de la grafología son las Neurociencias el Psicoanálisis y la Psicología.
Escribir es un mecanismo Psicofisiológico, las neurociencias analiza qué partes del cerebro se activan y mandan las señales para llevar a cabo la escritura.
En la escritura plasmamos aspectos conscientes e inconscientes sobre nuestra personalidad, carácter, temperamento y diferentes características que vamos desarrollando con el tiempo, por ello la escritura no es estática y cambia constantemente si tenemos factores que nos hayan impactado como el cambio de la adolescencia a la adultez.

Observa tu letra cuando tenías 15 años y compárala con la de hoy en día. Anota todas las diferencias que has encontrado en su tamaño, forma, presión e incluso el tipo de tachones que hacías al equivocarte escribiendo una palabra.
Hace pocos días encontré anotaciones que hice a mis 13 años y noté que solía romper las hojas de lo fuerte que escribía, los puntos de las íes eran grandes círculos y el tamaño de mi letra  era muy grande. Hoy es lo contrario, mi letra tiende a ser mediana, la presión está en los parámetros normales y los puntos de mis íes son pequeños y ejecutados con menor presión que el resto de mi letra. Por lo tanto, esas características definen que la necesidad por llamar la atención a base de desplantes ha quedado atrás, tengo una mayor estabilidad en el control de las emociones y mi autopercepción ha tenido un cambio significativo.
Esto me lleva a recalcar que la grafología no analiza si una letra es bonita o fea, la grafología analiza todas y cada una de las características que hacen de nuestra escritura única y personalizada, cada una de estas particularidades tiene un significado y al hacer un análisis integral y complementar todos estos resultados entre ellos es que podemos tener un acercamiento bastante certero sobre personalidad, habilidades, actitudes, niveles de emotividad, entre muchos otros sobre una persona.


Por ejemplo, la forma de tu letra: si es angulosa o curva nos habla sobre tu forma de interactuar con el entorno, tus niveles de accesibilidad, calidez y forma de tratar a los demás.

El tamaño: es una de las características que nos comunica parte de tu autopercepción, niveles de concentración y si tiendes a ser introvertido o extrovertido.

La presión: refleja niveles de salud, energía y el estado de alerta. Cuando te sientes enfermo no hay fuerzas por lo tanto la presión disminuye, cuando te estas quedando dormido la presión es muy sutil ya que el cuerpo está reduciendo su estado de alerta y buscas un estado de reposo.

Estas y muchos otros detalles aún más minuciosos como la posición y tamaño de las barras de la t, los espacios entre letras, palabras y renglones o la similitud entre un texto y firma son los que se estudian con esta fascinante técnica.
Espero te haya gustado este blog y te haya ayudado a conocer más sobre esta prueba proyectiva y lo que puedes  descubrir con ella.
Si quieres conocer más te invitamos a nuestro curso de “Grafología Elemental y Estilo Personal” el próximo Sábado 25 de Febrero y 4 de Marzo. 

Tenemos un DESCUENTO especial para ti, háblanos o mándanos un whatsapp para ganarlo: Roberto 044 (55) 1971 4660 o Hassy 044 (55) 6675 4570

Recuerda visitar nuestras redes sociales @potencia3 para conocer tips de Interpretación Humana, Imagen Pública y Neuromarketing.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario