lunes, 23 de julio de 2018

¿Insegura yo?



¿Cuántas veces has estado frente al espejo y tu reflejo no te gusta? ¿Cuántas has ido por la calle o estado en alguna reunión imaginando lo que la gente estará pensando de ti, diciendo que te ves fea, gorda, chaparra o con arrugas?

¿Te suena familiar el querer esconder algún “defecto” de tu físico bajo ropa holgada, obscura, brazos cruzados frente a ti o tu cuerpo encorvado tratando de pasar desapercibida? ¿Te ha pasado alguna vez?

Seguramente muchas, y no solo a ti. Todos en algún momento experimentamos inseguridad; todos tenemos alguna parte de nuestro cuerpo que no nos gusta o nos hace sentir incómodos. Pero te diré algo: todo está en tu cabeza. Lo que piense el mundo o no, en realidad te lo estás diciendo a ti misma. Eres tú quien lo está convirtiendo en realidad.

Y es algo muy común. La cultura consumista en la que vivimos ha creado estándares de perfección completamente irreales y lo único que ha conseguido es una sociedad llena de inseguridades y miedos. Pero ¿sabes qué? Puedes acabar con ellos, todo está en ti.

Incluso esas personas que ves confiadas, fuertes y seguras han pasado por algún momento de duda, miedo o desconfianza, te lo puedo asegurar.

La inseguridad está dada por el miedo, una emoción completamente natural. El problema es cuando no te permite vivir plenamente. Cuando este miedo te domina y te autosaboteas, dudas de ti, de tus capacidades, escondes tu cuerpo, te escondes a ti e incluso puedes llegar a distanciarte del mundo y las relaciones personales.

Ya te decía que esto es, en gran parte, producto del consumismo en que vivimos. Las películas, los anuncios, las cremas para adelgazar, para las estrías, anti arrugas, fajas, pasarelas de moda, los cuerpos de revista, han hecho creer que eso es belleza y, sobre todo, real y ¿cuál es el resultado? Terminas creyéndolo y te convences que si no eres así nadie te valorará, nadie se fijará en ti, y eso es sumamente doloroso porque terminas intentado ser alguien que no eres, siguiendo modelos de belleza impuestos.

Desde niños crecemos con la creencia de que nuestro cuerpo no es suficientemente sexy, atlético, definido… ideas que al final te limitan.

La buena noticia es que la inseguridad es un aprendizaje, así que lo puedes desaprender. Te comparto tres consejos muy prácticos para lograrlo, vencer las inseguridades y los miedos.

Hazte consciente de tu inseguridad
Obsérvate cuando tienes el sentimiento de inseguridad ¿cómo te sientes? ¿En qué situaciones? Dale nombre a ese momento, entiéndelo para después poder enfrentarlo desde otra perspectiva.

Descubre y acepta tus fortalezas
Todos somos capaces de reconocer alguna habilidad o cualidad en nosotros, pero si te cuesta trabajo pide a gente cercana que te ayude. Pídele a tus amigas, familia o a tu pareja que te escriba las cualidades, fortalezas, habilidades que ve en ti y te diga lo que más le gusta. Aprende a aceptarlas y tenlas siempre presentes. Te servirá como referencia y te ayudará a concentrarte en lo bueno.

No te compares con nadie
Está bien que busques modelos de inspiración, pero no te compares con ellos ni
con nadie. Cada uno tiene sus cualidades, personalidad, fortalezas y, por
supuesto, sus debilidades pero créeme, son tan imperfectos como cualquiera.

La mayoría de las veces la inseguridad viene de conceptos externos, por eso debes aprender a aceptarte y valorarte por ti misma.

No eres lo que cualquier producto o prenda hace en ti. No eres por tus arrugas, celulitis o estrías, lunares o pecas. No eres por lo que la gente piense o diga de ti. Tu belleza no depende de unos kilos de más, de menos, piernas largas, piel perfecta o de una figura moldeada. Eres mucho más que eso; eres por ti, por tus valores, tus ideales, tu educación, tus ganas. Y muy importante, eres lo que piensas de ti y lo que te dices todos los días, así que vale la pena una reflexión interna.

Síguenos en Facebook y encuentra consejos y tips sobre este y otros temas.

miércoles, 23 de agosto de 2017

¡Potencia tu liderazgo!


Toda empresa, sin importar el tiempo de vida, su tamaño o giro, se enfrentará en algún momento a un reto para subir al siguiente nivel. Puede ser un cliente nuevo, un proyecto o la planeación del siguiente período. Dar el paso no es fácil, requiere mucho esfuerzo, disciplina, trabajo y, sobre todo, un líder que sepa guiar al equipo. Lamentablemente ni todo jefe es líder,  ni todo líder es necesariamente jefe y muchos negocios se quedan en el camino.

De todos los medios necesarios en un proyecto, el equipo de trabajo es el más difícil de guiar, pero es el más importante. Para los líderes que no están acostumbrados a aceptar el desafío, los obstáculos y el fracaso como camino al éxito, esto es casi imposible.

Un líder debe desarrollarse de manera integral, por eso hoy en Potencia 3 te compartimos tres pilares indispensables para aplicar tu liderazgo. Sigue leyendo para aprender cómo por medio de la Imagen Pública, Neurociencias Aplicadas y Lenguaje Corporal lograrás verte como líder, comunicarte como líder y SER un líder para alcanzar el éxito junto con tu equipo. ¿Aceptas el reto?

Imagina que estás en esta situación: Te ha llegado un proyecto nuevo que requiere que tu equipo de trabajo esté alineado. Necesitas comunicarles el nuevo reto y lograr que todos participen en él, sólo juntos lograrán sacarlo adelante y llegar al éxito. Tu tarea es comunicarlo y hacer que todos se sientan incluidos, importantes y comprometidos.

La primera pregunta que debes hacerte es “¿qué quiero comunicar y transmitir a mi equipo de trabajo?” Lo más recomendable es primero reconocer que eres la figura de autoridad y liderazgo, debes considerar comunicar ambas al mismo tiempo. ¿Cómo lo consigo?

Una imagen de autoridad y liderazgo la obtienes mezclando estas
características en tu atuendo, entonces, ¿qué debes buscar? Te recomendamos utilizar un traje sastre en color azul marino liso, los patrones no son recomendados ya que comunican accesibilidad y eso ya lo estás logrando con el color azul. Una vez elegido el traje vamos con la camisa, que definitivamente deberá ser en color blanco para comunicar fuerza y empatía. Al mismo tiempo, si quieres agregar más poder a tu atuendo puedes elegir una camisa blanca con mancuernillas, de preferencia de oro blanco o dorado.

Ya tienes lo básico, ahora a escoger complementos. Para estos lo mejor es utilizar zapatos y cinturón en color café. En las mujeres, tu bolso/portafolio también puede ser de este color; recuerda que entre más obscuro sea el tono comunicará mayor fuerza.

¿Cómo puedes resaltar tu outfit y aportar mayor liderazgo? Los hombres pueden hacerlo a través de un pañuelo o corbata roja, puedes escoger un patrón o detalle si deseas lucir más cercano a tu equipo de trabajo o bien, que sea liso para mostrar mayor determinación. Las mujeres pueden utilizar una mascada o una fajilla de seda con estos patrones y color alrededor de la cintura para enviar el mismo mensaje.

¿Qué accesorios debes utilizar? Para los hombres recomendamos sólo utilizar tu reloj (comunica inconscientemente que te interesa que se cumplan las tareas en tiempo y forma) y tu anillo de casado si es que es el caso.
Para las mujeres también es indispensable el reloj y puedes complementarlo con tus aretes (entre más discretos mejor) y algún collar o pulsera según sea tu preferencia.

No olvides que la imagen es un punto de inflexión para nuestro equipo de trabajo, es lo que puede sustentarnos e identificarnos como líder o contradecir absolutamente todo lo que decimos. La coherencia entre lo que hacemos, decimos, somos y parecemos es esencial para tener una imagen de liderazgo exitosa.

Recuerda, luce como líder, adapta tu imagen a quien te estás comunicando y lo que les quieres transmitir.

¿Ya lo tienes definido? Bien ¡felicidades! Diste el primer paso, llegó el momento de comunicarte con tu equipo. ¿Qué debes hacer? Motivarlos. Todo buen líder debe ser un gran motivador. Y para motivar son indispensables las emociones.

El Neuroliderazgo tiene mucho que ver con la Inteligencia Emocional: identificar, reconocer y gestionar las emociones; pero no solo las propias, sino las de los demás. Un líder emocionalmente inteligente sabe reaccionar ante las diferentes situaciones, es asertivo en su comunicación y entiende que éstas mueven al mundo. Sabe cómo motivar a su equipo de trabajo a través de ellas. Primero que nada relájate. Si estás estresado o nervioso lo vas a comunicar; los niveles de cortisol en el cerebro bajan y perderás el control, así que respira profundamente para tranquilizarte.

Es importante que hagas que tu equipo imagine el éxito. El cerebro se rige por imágenes. Para hacer algo primero debe tener la “fotografía”. Así que, literalmente, utiliza imágenes en tu presentación, pero también haz que se visualicen en donde tú quieres para que el mensaje llegue más claro a todos. Cuenta una historia donde los involucres en el camino que recorrerán hasta lograr la meta. Usa palabras como “imagina, visualiza, ve...”.

Establece objetivos y metas, escríbelas y asegúrate que tu equipo también
lo haga. Deben ser claras, medibles y alcanzables; fija una fecha límite para cada una. El cerebro no puede poner su atención en más de una cosa a la vez, le facilitas mucho el trabajo si tiene todas las metas por escrito, así tu equipo podrá concentrarse de lleno en cada una de ellas y las recordará más fácil. Parece obvio, pero cuando no tenemos las cosas en papel las olvidamos, en cambio, cuando las tenemos escritas, el cerebro las recuerda hasta que las terminamos, esto se llama Efecto Zeigarnik, que consiste en que recordamos más las tareas incompletas que las terminadas ¡aprovéchalo!

Comunícate como líder para llegar a la parte más inconsciente del cerebro de tu equipo, motivarlos y llegar juntos al éxito.

Pon atención siempre a tu Lenguaje No Verbal. Todo lo que hacemos, todo, comunica.
Imagina esto… Vas a transmitir un mensaje de energía para impulsar a tu equipo y estás sentado, con los ojos entre abiertos, bostezando y rascándote una pierna ¿Quién te va a creer? NADIE, porque estas mandando estímulos completamente diferentes al impacto que quiere crear.

Ya pasamos por la fase de lucir como líder para ser coherente con lo que transmites, comprendiste qué pasa por tu mente y la de los demás para desarrollar la comunicación más eficiente que necesitas, ahora vamos a trabajar con tu Lenguaje No Verbal.

Primero, quita todas las barreras visuales que puedan estar en tu camino como bolsos, computadoras o cualquier objeto que estorbe la visibilidad de tu equipo, esto provoca que las personas te sientan lejan@ y afectara su confianza para desenvolverse contigo.

Llama su atención; permanece de pie los primeros 10 minutos y camina por todo el espacio dirigiéndote visualmente a cada uno de los integrantes, así vas a ser la figura de Líder y comprenderán que tú los guiarás durante la sesión.

Ya que estés sentado y comiences a escuchar la opinión de tu equipo inclínate ligeramente a la persona que esté hablando, permanece con los brazos abiertos, haz contacto visual y toma nota de palabras clave. Con esto vas a generar un vínculo de confianza y sentirán que sus comentarios y opiniones son importantes para ti y las estás tomando en cuenta (no abuses del contacto visual, puede mal interpretarse y sentirse como intimidación).

Cierra la reunión reforzando tus palabras con ademanes y modulando tu voz: Por ejemplo, el mensaje clave de la junta es “debemos trabajar en equipo, tenemos el tiempo encima”. Para enfatizar la primera parte (debemos trabajar en equipo) reduce la velocidad de tus palabras al decir “equipo” y une los dedos de ambas manos frente a tu pecho; con esto ellos interpretan que están unidos, que trabajarán por un bien común y es lo más importante. Para la segunda parte del mensaje (tenemos el tiempo encima) voltea las manos de manera que tus palmas queden hacia arriba y muévelas hacia atrás y hacia adelante, así reforzarás lo importante que es “moverse y actuar” para conseguir los resultados necesarios.

Lo más interesante de todo esto es que lo puedes (y debes) aplicar tanto en el aspecto laboral, como en tu vida diaria. En todo grupo hay, por ley, un líder. Tú llevas ventaja conociendo estas técnicas, practica, aplícalo, “Luce como líder, comunícate como líder, SÉ un líder.”

Hay líderes que nacen y otros se hacen. Ven a nuestro BOOST de liderazgo, aprende cómo explotar tu imagen en todo momento, descubre lo que pasa el en cerebro para persuadir eficientemente con tu comunicación, conviértete en un experto del lenguaje corporal para transmitir el mejor mensaje.

Contesta estas sencillas preguntas y “Luce como líder, comunícate como líder, SÉ un líder.”




miércoles, 12 de abril de 2017

La calidad en el Servicio y el Valor Percibido.


Hoy en día, la mayoría de nosotros estamos expuestos a una gran cantidad de publicidad, vemos anuncios por todos lados, en la calle, revistas, internet, al abrir nuestro correo e irremediablemente también cada vez que abrimos cada una de nuestras redes sociales.

La pregunta importante surge cuando quiero que mis consumidores me vean, ya que entre tantos anuncios debemos de hacer casi magia para que el consumidor logre quedarse con nosotros y decida observar y atender lo que le queremos decir.

Es por esto, que hoy en día, el modelo más rentable para hacerle publicidad a nuestra marca no está en los medios tradicionales ni en las redes sociales; la respuesta está en nuestros propios consumidores y es la publicidad de boca en boca.

Por ejemplo, las empresas que ofrecen servicios, pierden una gran oportunidad cuando están en contacto con el cliente, ya que no logran aprovechar el valioso tiempo que pasan con ellos para comunicarles las ventajas de su marca y mejor aún, de brindarles toda una experiencia, de dar detalles más allá de los esperados por el consumidor con la finalidad de que cuando el cliente se marche, lo haga con todas sus expectativas superadas y con las ganas de contarle a todos sus conocidos lo bien que lo ha pasado al recibir todas esas cosas que no esperaba: una personalización en el servicio, el cambio de una bebida sin costo, un detalle o atención para los hijos del cliente, hasta el cambio gratuito del ticket de viaje o día de reservación son algunas de las cosas que podemos hacer para que nuestro cliente se vaya satisfecho, la clave está en cambiar esas situaciones que pueden ser dolorosas o incómodas para nuestro consumidor en un área de oportunidad para que nosotros hagamos algo y se vaya más que feliz.

¿Y cómo entra la imagen en todo esto? Sin duda alguna, cuidar estos detalles generará la percepción a tu cliente de que lo que pago por tu servicio no se compara en absoluto con todos los pequeños detalles que recibió (superamos las expectativas) y si además, hacemos que el personal esté previamente capacitado para hacer que nuestros clientes tengan este estímulo todo el tiempo (personal bien vestido y presentable, con buen manejo de protocolos y trato al cliente, empático, facilitador y servicial) podemos estar seguro de que nuestro cliente hará y dirá lo que nosotros estamos esperando. ¡Tendremos publicidad gratis!


Como dato curioso, la mayoría de las personas escogemos un hotel por las instalaciones, sin embargo, cuando el mismo cliente decide recomendar el mismo hotel a sus familiares o amigos lo hace tomando en cuenta en primer lugar el servicio recibido. Esto dice mucho de lo que cualquier prestador de servicio debe de ofrecer y cuidar para sus clientes. 

martes, 15 de noviembre de 2016

Cuestión de Actitud

¿Te ha pasado que no amaneces del mejor humor y el simple hecho de arreglarte te pone de buenas? ¿O que tu estado de ánimo cambia positivamente por ponerte la blusa que más te gusta? Esto es porque la imagen personal está estrechamente ligada con nuestra autopercepción. La neurociencia ha demostrado que lo que elegimos al vestir influye de manera inconsciente en nuestra forma de pensar y sentir.

La imagen personal es una de las principales herramientas para comunicar e influir en la percepción de los demás hacia nosotros. A través de ella comunicamos, no sólo cómo somos, sino nuestro estado de ánimo, nivel de seguridadautoestima y confianza. La apariencia es un elemento esencial de nuestra identidad.
Cuando alguien nos ve por primera vez recibe la mayoría de la información por nuestra imagen, así que primero nos ven para después escucharnos y comprendernos.


¿Te suena conocida la frase “¡No tengo nada que ponerme!”?. Probablemente sea porque no te sientes cómoda con lo que tienes. A diferencia de los hombres la mujer tiene una relación estrecha con su ropa, por eso cuando te pones algo que te gusta y te hace sentir bien y te lo dicen puedes contar toda una historia alrededor de ella: desde cuánto te costó o quién te lo dio, si es cómoda o  no, las diferentes maneras y outfits con que la combinas, dónde y a qué hora lo compraste, los diferentes colores en que la viste y cómo se te veía cada uno, el descuento que tenía, con cuántas prendas lo comparaste, si ibas acompañada y una detallada recomendación de cómo usarla. El hombre se limita a un “gracias”.
Pero cuando es todo lo contrario, cuando vas a la escuela de tus hijos, al trabajo o tienes una fiesta y no encuentras eso que te hace sentir bien, no importa que el clóset esté lleno de ropa y zapatos, es cuando viene la frase “¡No tengo nada que ponerme!”. Pues te voy a decir algo, tienes razón, pero no es que no tengas, las mujeres sólo aprovechan el 20% de su guardarropa y es, en gran medida, porque no se sienten agusto con él y esto se refleja en su estado de ánimo y actitud. A través de nuestra imagen estamos expresando cómo nos sentimos con nosotros mismos.

¿Sabes lo que proyectas a los demás?
La neurociencia ha comprobado el efecto que nuestra imagen causa en los demás y que en muchas ocasiones es distorsionada por nosotros mismos. Prueba de ello es la publicación que hace poco compartimos en nuestra página de Facebook en la que la agencia Ogilvy realiza la campaña Bocetos de belleza real para Dove para demostrar cómo la mayoría de las personas tienen una autopercepción muy severa y diferente a como los demás nos perciben. (Da click para verla).



Esta campaña nos demuestra que tener una imagen personal positiva no significa tener un cuerpo perfecto o escultural como nos muestran las revistas y televisión. Se trata de sentirnos bien con nuestro cuerpo, capacidades y como nos vemos.

Por eso es importante que conozcas tu estilo, éste comunica cómo quieres que los demás te vean y va de acuerdo a tu personalidad.

Poténciate con nuestro Taller de Estilo dedicado exclusivamente a mujeres. Para recibir información escríbenos a contacto@potencia3.com.mx o visita nuestro evento en Facebook.

Síguenos en nuestras redes sociales y conoce más sobre Imagen, Neuromarketing e Interpretación Humana.


Hasta la próxima.

martes, 1 de noviembre de 2016

Tu Estilo es tu Imagen

En nuestro blog anterior (La importancia de la imagen femenina) hablamos de la importancia de cuidar nuestra imagen personal y los distintos elementos que debemos considerar para proyectar una imagen favorable.

Hoy, vamos a conocer un poco más sobre dos factores básicos para poder tener bajo control cada detalle de lo que estamos proyectando.



¿Cómo sé qué colores me quedan?

Elegir los colores adecuados es básico, para ello debemos considerar el tono de nuestra piel, ojos y cabello. Un color adecuado nos ayudará a lucir con energía, salud física y nuestro rostro será el protagonista. Por el contrario, un color que no nos favorece nos hará ver enfermos, cansados y con poca presencia.

Definir los colores que nos favorecen debe estar relacionado con nuestro tipo de tonalidad, ésta puede ser cálida o fría, es decir, dependiendo de la cantidad de pigmentación amarilla (cálida) o azul (fría) que tengan tus ojos, piel y cabello.


La forma más fácil para  distinguirlo en tu piel es: si tu piel se broncea ante la exposición al sol es cálida, si tu piel se quema o pone roja eres de piel fría. Después debemos valorar las características de los otros dos factores para definir cuál es tu tonalidad.

¿Dónde aplico estos colores? Vas a sacar provecho de ellos en las prendas y accesorios que vayan a estar cerca de tu rostro como: gafas, blusas, chamarras, collares, bufandas, etc.

Algunos colores que benefician a las tonalidades cálidas son: Café, colores pasteles, amarillo, naranja, todos los colores que tengan una carga importante de amarillo en su composición.

Algunos colores que hacen lucir mejor a las tonalidades frías son: negro, vino, azules, plateado, todos los colores que tengan una carga importante de azul en su composición.



Colores universales:

Ahora te recomendamos tomar nota ya que los siguientes colores son perfectos para ti ¿Sabías que hay colores que le quedan a todos los tonos de piel? a estos les llamamos colores universales ya que los pueden usar tanto personas con tonalidades cálidas como frías, así que si escoges prendas de estos tonos es un gran acierto en tu guardarropa, algunos de estos colores son:
Gris medio
Azul turquesa
Fucsia
Azul Marino

El estilo personal.

El estilo es la expresión de quiénes somos a través de la ropa, y ¿sabes? Es inevitable tenerlo. Por lo tanto es importante que sepamos en qué estilo nos estamos produciendo para saber el mensaje que estamos enviando a los demás. Te invito a que abras tu guardarropa y observes por un instante las prendas que tienes. ¿Utilizas toda la ropa que tienes? ¿cuáles y cómo son tus prendas favoritas? ¿Te habías preguntado por qué es así? La mayoría de las veces realizamos compras porque nos dejamos llevar por el momento, haciendo que las prendas que adquirimos no tengan una vida útil muy prolongada. Conocer tu estilo te ayudará a saber qué tipo de ropa comprar y que ésta no se quede guardada en el armario, si a esto le sumamos que sabrás los colores que te favorecen, sin lugar a duda usarás y sabrás cómo aprovechar al máximo cada una de tus adquisiciones. 

-Estilo Natural: Ellas buscan la comodidad en sus prendas y transmiten amabilidad; algo indispensable en su guardarropa son los flats.

-Estilo Tradicional: Buscan ser serias y transmiten confianza; pantalones de vestir nunca pueden faltar para ellas. 

-Estilo Elegante: Buscan calidad en sus prendas, recuerda que cuando hablamos de elegancia “menos es más” le encanta tener joyas de calidad.

-Estilo Romántico: Tienen una apariencia delicada y comunican calidez, una falda con toques femeninos es de sus prendas favoritas.

-Estilo Seductor: Tienen una apariencia atractiva, buscan captar la atención del sexo opuesto, le encantan las chamarras de cuero.

-Estilo Creativo: Son personas que transmiten individualidad y originalidad. Procuran tener contrastes de color en sus atuendos.   

-Estilo Dramático: Suelen ser vanguardistas y disfrutan de destacar entre los demás, el color negro ocupa gran parte de su guardarropa.

Como puedes darte cuenta, tu estilo dice mucho de ti y es el primer filtro que tienen los demás para darse una idea de quién y cómo eres, recuerda que “la primera impresión es la que cuenta”. Por lo tanto, debemos procurar que siempre que veamos a alguien tengamos bajo control lo que le estamos comunicando a través de nuestra apariencia.

La información es mucha y sabemos que este tipo de temas son importantes para ti, por lo que no será el último que publiquemos.

Si quieres saber más sobre lo que comunicas en la primera impresión inscríbete a nuestro Taller de Estilo donde podrás aprender todos los consejos y tips necesarios para proyectar tu esencia y cómo te verán los demás. 

Conoce más sobre nosotros en www.potencia3.com.mx y síguenos en redes sociales @potencia3mx para encontrar tips de Imagen Pública, Interpretación Humana y Neuromarketing.

Hasta la próxima.

lunes, 17 de octubre de 2016

La importancia de la imagen femenina

¡Hola! Sin lugar a dudas, uno de los principales problemas cuando mencionamos la palabra “Imagen” es que la mayoría de las personas lo definen o entienden como un tema “banal”, “superficial” o, en el peor de los casos, “irrelevante”. Por esto, hoy quiero compartirte por qué ninguna de estas ideas son correctas y al mismo tiempo, compartirte el por qué es importante que todos nosotros realmente nos preocupemos por cuidar nuestra imagen.


 Lo primero que quiero compartir contigo es que cuando hablamos sobre imagen debemos entender que nos referimos a un método de comunicación, que dependiendo de la percepción que se genere en quien la reciba será interpretado y así, se procederá a hacer un juicio de valor, en el que quien interpreta dicha imagen terminará aceptando o rechazando lo que ve.

¿Te ha pasado que mientras caminas ves personas con quienes definitivamente platicarías y otras con quien no lo harías? Esto se debe a que la imagen que nosotros vemos de esas personas nos envían estímulos agradables y esto hace que nosotros tengamos, al menos en idea, la intención de acercarnos a ellas.
Por otro lado, ¿Te has preguntado lo que tus hijos, esposo, amigos y familia piensan de ti? Justo aquí es en donde empieza a trabajar nuestra imagen. Es muy importante que entendamos que todo el tiempo estamos comunicando a los demás quienes somos, sea a través de nuestras palabras o también con nuestra ropa, gestos y movimientos. Por lo que la siguiente pregunta sería ¿Eres consciente de lo que los demás están interpretando de ti?

¿Por qué la imagen no es un tema “banal”?

Como antes mencionamos, todo el tiempo estamos diciéndole a los demás cómo estamos y quiénes somos, por lo tanto, la imagen toma relevancia cuando podemos utilizarla para controlar los mensajes que estamos enviando a los demás antes de que hablen con nosotros. ¿No te gustaría que antes de que te pregunten cómo estás puedan darse cuentas de que estás increíble y solamente responderles para confirmarlo? Esto lo puedes lograr con una imagen adecuada.

¿Cuál es la imagen adecuada para mí?

La superficialidad no entra cuando nosotros hablamos de imagen debido a que para que esta sea construida lo más importante es tener en cuenta la esencia de quien la está proyectando. La imagen más correcta para ti será aquella que refleje de manera natural quién eres. (Aunque nunca está demás sacarnos el mejor provecho).




¿Qué elementos debo cuidar para crear mi imagen?

En primer lugar, como mencionamos anteriormente, trabajar con nuestra imagen es un proceso que empieza con nosotros mismos, ya que absolutamente todo sobre nosotros comunica. Sin embargo, cosas que podemos aprender para cuidar nuestra imagen son las siguientes:

-Los colores que nos quedan: Aunque no lo creas, no todos los colores nos hacen lucir increíbles, por esto, es importante que aprendamos a distinguir qué tipo de piel tenemos, ya sea cálida o fría, para que tomando esto en cuenta, podemos elegir la paleta de colores que más nos conviene.

-Estilo personal: De manera inconsciente, cada uno de nosotros hemos elegido uno o dos estilos para vestir. El identificar cual es el mensaje que enviamos será fundamental para que hagamos compras inteligentes.

-Tipo de cuerpo: Nuestro cuerpo es parte importante de nuestra carta de presentación, debemos conocer cómo sacarnos el mejor provecho dependiendo del tipo de cuerpo que tengamos.

-Códigos de vestimenta: No hay nada peor que ir vestido fuera de ocasión. Es importante que aprendamos a ubicar en qué momento debemos sacar lo mejor de nuestro guardarropa y también identificar aquellas ocasiones en que debemos ser más flexibles con nuestra vestimenta para no molestar o incomodar a las demás personas.

¿Cuáles son los beneficios de trabajar en proyectar una imagen positiva?
Cuando nosotros cuidamos y procuramos proyectar una imagen tomando en cuenta los puntos antes mencionados obtendremos como consecuencia mayor seguridad, autoestima, confianza y credibilidad, debido a que seremos conscientes de que la imagen que proyectamos es adecuada a nosotros, nuestro estilo y la situación. Además estamos seguros de que tu familia, hijos, amigos y compañeros de trabajo lo notarán, lo que te hará sentir mucho más feliz.




Por el momento nos despedimos, pero no será la última vez que hablemos al respecto, prometemos volver pronto para profundizar con más tema que ayuden a mejorar la imagen femenina y por ende, obtengas todos los beneficios que esto conlleva.

¡Aprovechamos para invitarte a nuestro curso en Imagen Personal Femenina! Donde podrás aprender todos los consejos y tips necesarios para proyectar una imagen de acuerdo a tu estilo, esencia y dentro de cualquier situación. Además te obsequiamos un descuento para que puedas tomarlo! Sólo envía un correo a contacto@potencia3.com.mx  y menciona el código BIP1 para que te enviemos la información correspondiente al curso y los detalles de tu descuento.

Si deseas conocer más sobre nosotros te invitamos a visitar nuestra página en www.potencia3.com.mx o encontrarnos en FB e Instagram como @potencia3mx 

Hasta la próxima.

martes, 4 de octubre de 2016

Conquista a través de la nariz. Neuromarketing Olfativo.



¿Recuerdas el aroma del plástico con el que se forraban los libros, el perfume de alguna persona, identificas un olor con la navidad? ¿Te ha pasado que percibes un aroma e inmediatamente recuerdas a una persona o situación en especial?

Esto es porque la parte del cerebro relacionada con el sentido del olfato, el sistema límbico, está vinculada con las emociones y memoria.

Esto es sabido por muchas empresas alrededor del mundo que lo han aplicado desde hace algunos años y es cada vez más común por su efectividad. Se llama marketing olfativo y, al estar relacionado con las emociones y memoria, forma parte del Neuromarketing.
El objetivo es generar experiencias en el consumidor y lograr mayor recordación.

Desde hace años y en culturas milenarias se ha utilizado la aromaterapia para lograr efectos de relajación, meditación, e inclusive, sanación, y estudios recientes han encontrado que los aromas producen diferentes emociones, tanto positivas, como negativas.


Un ejemplo muy claro es el olor a nuevo, todos lo identificamos y a todos nos agrada, tanto que muchos suavizantes de ropa prometen conservarlo en tus prendas por más tiempo. Ford, una de los fabricantes más grandes de coches en el mundo, desarrolló el aroma y hasta firmaba contrato con sus clientes prometiendo la permanencia del mismo para una campaña de venta de coches usados. ¿Por qué? Porque el olor a nuevo nos emociona de manera positiva y activa el sistema de recompensa localizado en la amígdala, lo que reduce el dolor ocasionado por comprar.

Otro caso es Disney, genios de la mercadotecnia y pioneros del Neuromarketing Olfativo. Cada sección de sus parques tiene un aroma especial: humedad, pólvora, para intensificar la experiencia temática e imprimir mayor realismo a los espectáculos, y más interesante aún, las calles están inundadas de olor a palomitas recién hechas. Este aroma no sólo provoca el evidente consumo de las palomitas, sino que produce hambre. Esta estrategia es la misma que se utiliza en los supermercados al colocar los hornos de pan al centro de la tienda. Igual que las palomitas, este aroma estimula el apetito y cuando tenemos hambre compramos más.

Como he dicho en otros textos, este no es la excepción, tiene que ver con nuestra biología e instinto de supervivencia. Al igual que hacen los animales, el hombre olfateaba todo lo que llegaba a sus manos antes de meterlo a la boca para identificar si algo era comestible, venenoso, se encontraba en mal estado o representaba algún peligro. Estos aromas quedaban registrados en su memoria a largo plazo y formaban parte de su aprendizaje.
El cerebro humano recuerda hasta un 35% de lo que percibe por medio de la nariz y sólo 5% de lo recibe a través de la vista, por eso es que muchas veces vas por la calle y percibes un aroma que te recuerda un momento particular, hueles un perfume y recuerdas a una persona que tal vez no has visto en años, te remontas a tu infancia o sientes nostalgia, alegría o paz al oler algo.

No es coincidencia que las perfumerías huelan a perfume, el aroma bien empleado produce sensación de frescura y limpieza; que los molletes de Sanbornns no huelan igual que los de cualquier otro restaurante; Starbucks huela a café, no precisamente porque lo estén preparando (no huele a té chai o a frappé…), que las Apple Store tengan un aroma específico y no entiendo por qué El Globo no huele a pan.

Pero no sólo se aplica para la venta, el Neuromarketing olfativo incluso sirve para mejorar la productividad y las condiciones de trabajo en una oficina. No se trata solo de agregar fragancia en el ambiente, se debe ser muy cuidadoso de elegir la correcta para producir el estímulo deseado o podría ser contraproducente y, sobre todo, se debe integrar con otros estímulos sensoriales y ser congruentes con el concepto de la marca o empresa para lograr una comunicación adecuada y con ella el éxito.

Te invitamos a conocer más sobre Neuromarketing en nuestras redes sociales y en www.potencia3.com.mx


Hasta la próxima.